facebook
Published On: Mie, Ago 23rd, 2017

8 Tipos de dolor de pecho que no debes pasar por alto

Toda mujer ha experimentado a lo largo de su vida algún tipo de dolor de pecho. Este dolor puede ocurrir durante la pubertad, la menstruación o la menopausia. Sin embargo, hay ocasiones en las que se presenta sin ninguna causa aparente.

Ya sea por algún cambio hormonal o no, no debes pasar por alto este dolor, ya que puede estar provocado por una enfermedad más grave de lo que piensas. Si padeces alguno de estos síntomas, acude al médico de inmediato para que te realice las pruebas necesarias.

Resultado de imagen para 8 Tipos de dolor de pecho que no debes pasar por alto

Estas son las posibles causas de tu dolor de pecho

1- Hormonas

Muchas mujeres sienten dolor de pecho los días previos a la menstruación. Sus senos aumentan de tamaño y están mucho más sensibles. Si tienes los mismos síntomas pero no estás en esos días, tampoco es a causa de la premenopausia, ni tomas anticonceptivos hormonales, consúltalo con tu médico lo antes posible.

2- Obstrucción de los conductos mamarios

La lactancia a veces puede causar lactostasis u obstrucción de los conductos mamarios. Sin embargo, esta condición pueden sufrirla todas las mujeres, ya estén dando de mamar o no.

Por lo tanto, si notas una zona de los senos más dura e hinchada de lo normal y además te produce dolor, puede ser un bloqueo de los conductos mamarios. Si se lo comunicas a tu médico inmediatamente, se puede curar con bastante rapidez gracias a los antibióticos.

3- Embarazo

El dolor torácico no siempre trae consigo malas noticias, a veces es sólo una señal de que estás embarazada. El dolor de pecho es uno de los primeros síntomas que experimentan las mujeres embarazadas, de hecho pueden comenzar a sentirlo durante la primera semana.

Por lo general, este dolor viene acompañado del oscurecimiento de la areola y una sensación de cansancio y fatiga constante.

4- Infección

La mastitis o la inflamación del tejido del pecho debido a una infección bacteriana puede ocurrir en mujeres a cualquier edad. Esto es más común en mujeres que amamantan, pero también puede ocasionarlo un trauma o el bloqueo de algún folículo piloso.

Por lo general, esta condición viene acompañada de hinchazón y enrojecimiento, además, el pecho se vuelve muy sensible al tacto. Si experimentas cualquiera de estos síntomas, acude a tu médico cuanto antes.

5- Consumo de cafeína

La cafeína puede causar inflamación y aumento de la sensibilidad de las mamas. Trata de controlar el consumo de cafeína, sobre todo durante el ciclo menstrual. Si te apetece, puedes reemplazarlo por un rico té de hierbas.

6- Quiste

Si al hacerte una exploración mamaria sientes alguna zona más dura de lo normal o algún bulto, no te asustes más de lo necesario, podría ser simplemente un quiste. Estas cavidades pequeñas llenas de líquido no suelen ser peligrosas, pero lo mejor es que acudas a un médico de inmediato para que te realice las pruebas pertinentes.

7- El uso de un sujetador apretado

La elección del sujetador correcto a veces se hace muy complicada. La mayoría de mujeres no saben con certeza su talla de sujetador y suelen confundir muchas veces el contorno del pecho con el tamaño de los senos. Elegir erróneamente el sujetador que utilizas puede conducirte a la larga a sufrir dolor de pecho, sobre todo si llevas uno demasiado ajustado.

8- Cáncer de mama

Por desgracia, en algunos casos, el dolor de pecho acompañado del aumento de tamaño de los ganglios linfáticos, puede ser un síntoma de linfoma. En cuanto detectes algo fuera de lo normal, acude a tu médico para que te realice las pruebas necesarias y te recete el tratamiento adecuado.

Recuerda que siempre que experimentes dolor de pecho y creas que no se debe a ningún cambio hormonal, debes consultarlo con un especialista. Solo él podrá examinarte y saber qué te ocurre exactamente.

Puede que se deba simplemente a una mala elección de sujetador, pero también puede ser algo mucho más grave. Como siempre decimos en rolloid, es mejor prevenir que curar, por lo tanto realízate una autoexploración mamaria mensualmente y comprueba que todo sigue como de costumbre.

¿Experimentas alguno de estos síntomas? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

¡Comparte este interesante artículo con todos tus amigos!

Fuente: Little Things