facebook
Published On: Mar, Ago 8th, 2017

Como deshacerse de los dolorosos y juanetes de con remedio casero

Los juanetes son una afección que provoca la deformación en la articulación del dedo grande del pie, la aparición de este problema suele estar asociado con factores genéticos y por el uso inadecuado del calzado, un ejemplo de esto es cuando queda muy apretado.

Por lo regular los juanetes toman su aparición después d los 30 años y casi siempre afectan los dos pies, entre los síntomas que provocan los juanetes esta la tumoración, enrojecimiento, inflamación en el área, dolores al caminar y endurecimiento de la piel en toda la zona cercana.

Existen varios tratamientos caseros que pueden ayudar a disminuir los juanetes, ayudando también a desaparecer los dolores y molestias y evitando su aparición. A continuación te mostraremos unos remedios que te ayudaran a eliminar los juanetes d una vez por todas.

Tratamientos con yodo

Lo que debes hacer es mezclar 10 ml de yodo con 5 aspirinas molidas y aplicar en la zona sobre el area, esto ayudara a detenerlos y a eliminar los dolores en las articulaciones.

Otro remedio muy efectivo se basa en mezclar cantidades iguales de yodo y zumo de limón y aplicar directamente en la zona afectada haciendo suaves masajes.

Remedio de aceite de azucena

Puedes comprar el aceite de azucena o puedes adquirirlo directamente desde la planta, sumergiendo un puñado de hojas de la planta en brandy y dejar ahí durante 10 minutos. Cuando pase este tiempo el remedio estará listo para usar, aplica sobre los juanetes haciendo masajes.

Sales de Epsom

Uno de los remedios más efectivos par a tratar este tipo de problemas, ya que alivia los dolores y reduce la inflamación de los juanetes, en un recipiente añade dos cucharadas de sales de epsom con agua tibia, sumerge los pies durante unos 30 minutos.

Remedio con Lavanda

El aceite de lavando es otro de os remedios más populares para eliminar los juanetes, también alivia los dolores y las inflamaciones, lo que  hay que hacer es mezclar un puñado de flores secas de lavanda con un poco de aceite de oliva, calentar a fuego lento en baño maría y colar para extraer el líquido. Introducir el remedio en un frasco de vidrio con tapa para aplicar todas las noches sobre los juanetes.