facebook
Published On: Vie, Sep 29th, 2017

ESTA BEBIDA DESTRUYE LOS HUESOS POR DENTRO, PERO LA GENTE SIGUE CONSUMIÉNDOLA

A estas alturas seguramente todo mundo sabe que las gaseosas sin importar la marca no son buenas para la salud.

Pero la razón por la cual las personas las siguen tomando es debido a que actualmente no conocen a profundidad los peligros de dicha bebida, sobre todo para los niños.

Muchas personas suelen sustituir el agua por las bebidas gaseosas, pero lo único que están logrando es hacerle un daño irreversible a su cuerpo.

Es por ello que en este artículo te daremos a conocer todo el daño que hacen las gaseosas.

LAS GASEOSAS DESTRUYEN TU CUERPO POR DENTRO

A continuación te diremos que es lo que ocasiona un alto consumo de gaseosa en tu cuerpo.

1. Osteoporosis.

La composición de muchas gaseosas incluye cafeína y ácido fosfórico. Según varios estudios, ambas sustancias impiden la absorción de calcio en los huesos. Otros estudios demostraron que el consumo habitual de bebidas azucaradas y gaseosas provoca una reducción significativa en la densidad ósea de las articulaciones de la cadera. Las mujeres son todavía más susceptibles a la pérdida de masa ósea.

El consumo de 330 mg de cafeína al día (aproximadamente cuatro tazas de café) deriva en la pérdida de masa ósea. Además, la cafeína reduce la absorción de calcio y a la descalcificación a través de la orina.

En resumen, la gaseosa es potencialmente dañina para los huesos. Por ello está estrictamente contraindicada en personas que sufren de osteoporosis, enfermedad de Crohn y mayores de 50 años.

2. Daño al hígado.

La creencia común de que la cirrosis es una condición exclusiva de los alcohólicos es falsa. Está demostrado que el consumo habitual excesivo de bebidas gaseosas también puede causar esta terrible enfermedad.

Elimina para siempre los callos y los hongos en los pies con este increíble remedio casero

3. Sobrepeso.

Las bebidas gaseosas ocupan un lugar destacado en la lista de productos que causan obesidad. Tan solo medio litro de gaseosa contiene hasta 9 cucharadas de azúcar; y no se trata de la misma azúcar que usamos en casa, sino de una potencialmente más peligrosa que se absorbe instantáneamente en la sangre.

Y si pensabas que la soda dietética es la solución a este problema, lamentablemente te equivocas. Las bebidas “dietéticas” no contienen azúcar, pero los edulcorantes artificiales que son empleados en su preparación pueden causar toda una gama de trastornos hormonales que eventualmente conducen a la obesidad.

4. Caries.

La concentración de azúcar en las gaseosas daña el esmalte de los dientes. Pero incluso con las gaseosas dietéticas, la acidez elevada tiene el potencial para causar el mismo efecto.

5. Enfermedades en los riñones.

Como se explicó en párrafos anteriores, el ácido fosfórico y la cafeína dificultan la absorción de calcio en los huesos. El exceso de calcio es entonces expulsado a través de la orina, pero una parte se acumula en los riñones hasta formar cálculos.

Ahora ya sabes lo peligroso que es consumir las gaseosas, esperemos que comiences a dejar de consumirlas por tu bien.