facebook
Published On: Mie, Ago 30th, 2017

Cómo preparar 3 cremas antiinflamatorias para calmar los dolores musculares

Por lo general, cuando realizamos alguna actividad física de manera brusca o en exceso es muy común que se tenga lesiones musculares y posteriormente nos duela esa zona del cuerpo.

Estos dolores musculares también se deben a la debilidad que sufre nuestro cuerpo por la edad y en muchos casos también se debe por situaciones que nos ponen en un constante estrés.

Aunque los dolores en ocasiones pueden ser leves o por el contrario fuertes, no sólo con tener reposo o descansar la zona afectada nos ayuda a aliviar el dolor. Por suerte, existen medicamentos tanto ingeridos como tópicos para poder aliviarlos.

Resultado de imagen para Cómo preparar 3 cremas antiinflamatorias para calmar los dolores musculares

Prueba estos tres métodos naturales para aliviar dolores musculares

Sin embargo, muchas veces pasa que no contamos con ningún medicamento convencional o crema anti inflamatoria. Por ello, en este artículo te diremos como puedes preparar tres tipo de crema naturales que te proporcionarán un gratificante alivio.

  1. Crema a base de arcilla y aceites

La arcilla contiene poderes relajantes y que al mezclar con aceites de caléndula y lavanda nos proporciona un excelente relajante muscular.

Para elaborar esta crema necesitas:

  • 30 gr de arcilla blanca
  • 2 cucharaditas de aceite de caléndula
  • 2 cucharaditas de aceite de lavanda

Preparación:

  • Procede a prepararla mezclando todos los ingredientes en un envase hasta conseguir una mezcla cremosa.
  • Una vez lista esta crema aplícala sobre las partes que te duelan dandote masajes por 5 minutos. Dela que esa crema actúe durante 15 minutos y enjuaga. realiza este tratamiento dos veces al día.
  1. Crema a base de miel de abeja con aceite de coco y árnica

El árnica también posee un efecto de analgésico para aliviar cualquier dolor muscular y de articulación.

Ingredientes necesarios para esta crema:

  • 45 gr de miel de abeja
  • 15 gr de aceite de coco
  • 30 gr de aceite de árnica

Preparación

  • Echa la miel de abeja en una olla pequeña y ponla a baño de María.
  • Una vez que ya esté caliente agrega los aceites esenciales y baja el fuego. Mezcla todo muy bien baja del fuego y déjala que la mezcla enfríe a temperatura ambiente. Cuando ya esté cremosa puedes empezar a usarla dos veces al día sin enjuagar.
  1. Crema a base de aceite de coco, cayena y árnica.

Esta última pero no menos importante también tiene efectos anti inflamatorios. Otra manera para disfrutar de las propiedades de la árnica es usándola con aceite de coco y pimienta de cayena, la cual es un buen estimulante para la circulación.

Ingredientes:

  • 60 gr de aceite de coco
  • 5 gr de pimienta
  • 30 gr de flores de árnica

Modo de preparación:

  • En una olla pequeña agrega el aceite de coco y ponlo a baño de María. Cuando ya esté derretido procede a echarle la pimienta y las hojitas de árnica. Mezcla todo muy bien y llévalo al fuego por al menos dos minutos. Deja enfriar a temperatura ambiente hasta que esté cremosa y la puedas usar.

Uso:

  • Debido a que la pimienta suele tener reacciones alérgicas es necesario que apliques un poco de esta crema en tu antebrazo. Si no hay ninguna reacción aplícala en las partes donde tengas dolor dándote masajes por 5 minutos. Enjuaga con agua y repite el tratamiento hasta conseguir mejoría.

Anímate a preparar estas fabulosas cremas relajantes y anti inflamatorias y conservarlas en una envase de cristal y puedas usar cuando sufras de algún dolor en tu cuerpo. No obstante, debes tener en cuenta que también puedes complementar con ejercicios de relación.