facebook
Published On: Sab, Ago 26th, 2017

¿Qué pasa con los riñones cuando ingiere bicarbonato de sodio?

Muchos de nosotros pensamos en bicarbonato de sodio como un ingrediente usado para cocinar. Bicarbonato de sodio es un compuesto químico, en forma de sólido blanco cristalino, pero también puede aparecer como un polvo fino.

Tiene un sabor salado y alcalino. Además de ser utilizado para cocinar, el bicarbonato de sodio tiene otros propósitos también, y el más importante es que es muy beneficioso para tus riñones.

Podemos decir que el bicarbonato de sodio está aquí desde siempre. El hecho de que los antiguos egipcios usaron depósitos naturales de bicarbonato de sodio para sus jeroglíficos indica que el bicarbonato de sodio se usó durante muchos siglos.

Como dije antes, bicarbonato de sodio tiene una amplia gama de usos. Se puede utilizar como un producto de limpieza, desodorante, pasta de dientes, champú. Pero, probablemente no sabías que se puede utilizar para fines médicos también.

Algunos de sus beneficios médicos:

  • Crea un anti – ácido extremadamente eficaz
  • Aumenta los niveles de pH
  • Trata reacciones alérgicas de la hiedra venenosa
  • Ayuda con la eliminación de astillas
  • Se recomienda para las personas con insuficiencia renal, ya que puede reducir la progresión de la enfermedad.

El bicarbonato de sodio es de suma importancia para nuestra salud. El páncreas y los riñones producen bicarbonato dentro de nuestro cuerpo para proteger los riñones.

Cuando estos órganos disminuyen la producción de bicarbonato esto conduce a la acumulación de ácido, lo que a su vez hace que nuestro cuerpo tenga dificultades para neutralizar esta acumulación.

En este punto, comienza el deterioro celular y nuestro cuerpo necesita un tratamiento para eliminar la acumulación de ácido y proporcionar un aumento de agua, oxígeno y nutrientes.

Cómo reparar los riñones naturalmente usando bicarbonato de sodio

Cómo reparar los riñones naturalmente usando bicarbonato de sodio

Dosis adecuada para las personas que están en peligro de desarrollar enfermedad renal:

  • En el primer día, debes disolver ½ cucharadita con bicarbonato de sodio bajo la lengua.
  • El segundo día, debes mezclar ½ cucharadita con bicarbonato de sodio, ½ cucharadita con sal y 1.5 litros de agua, y consumir esto todos los días, durante 2 – 3 días.

Las personas que tienen enfermedad renal generalmente sufren de bajos niveles de bicarbonato de sodio, una condición conocida como acidosis metabólica.

Según el Dr. Thomas P. Kennedy

‘Parece que el uso de bicarbonato de sodio justo antes del radio contraste puede reducir la incidencia de nefropatía.’

Whitechapel Hospital in Royal London llevó a cabo un estudio que mostró que el bicarbonato de sodio puede reducir significativamente los efectos de la enfermedad renal. Magdi Yaqoob, el líder del equipo y un profesor de Medicina Renal afirma que esto es simplemente increíble.

A pesar de que el bicarbonato de sodio es un remedio simple, si se utiliza correctamente, puede proporcionar resultados sorprendentes. De los 134 pacientes que tenían enfermedad renal avanzada y acidosis metabólica, a un grupo pequeño se le administró una tableta hecha de una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio diariamente, durante 1 año.

El 9% del grupo que tomó bicarbonato de sodio experimentó una rápida progresión de la enfermedad renal, mientras que el 45% del grupo no tratado tuvo una rápida progresión.

Según el profesor Magdi Yaqoob, los resultados son una prueba de que el bicarbonato de sodio puede ser muy beneficioso para las personas con insuficiencia renal. Bueno, siempre y cuando la dosis sea apropiada y bajo supervisión.

El bicarbonato de sodio evita la inflamación del riñón, porque se produce una reacción química que a su vez limita la producción de amoníaco en el riñón.

Este remedio simple y barato también puede mejorar el bienestar nutricional de los pacientes. Además, puede mejorar la calidad de vida, eliminando así la necesidad de diálisis.

El equipo de investigación en Whitechapel Hospital dijo que las pruebas adicionales deben realizarse incluyendo un grupo de placebo. Esto ayudará a determinar la eficacia del bicarbonato de sodio como un tratamiento para los pacientes que experimentan insuficiencia renal y acidosis metabólica.