facebook
Published On: Mie, Ago 16th, 2017

Con esta receta natural podrás liberar un poco a tu hígado. ¡Prepárala!

Existen muchos factores por los cuales no podemos bajar de peso, uno de ellos puede ser que nuestro hígado no se encuentre funcionando de la manera correcta.

Y es que constantemente debemos liberarlo de las toxinas que acumula para que funcione de la mejor manera.

El estrés, la obesidad, la diabetes, una alimentación colmada de azúcares y grasas también contribuyen a un hígado graso. Por ello nosotros te daremos a conocer una increíble receta casera con la cual vas a poder liberar tu hígado y sentirte como nuevo, además de que finalmente podrás bajar esos kilos de más que te hacen sentir incómodo.

Receta natural para liberar tu hígado

Receta natural para liberar tu hígado

Ingredientes:

  • Jugo de 1 limón.
  • 250 g de peras frescas.
  • 125 g de col fresca.
  • Pedazo de jengibre (2 cm aproximadamente).
  • 25 g de apio.
  • 10 g de menta.
  • ½ litro de agua.

Preparación:

Picar todos los ingredientes y licuarlos con un poco de agua. Agregar el zumo de limón y el resto del agua.

Consumo:

Tomar 1 vaso en la mañana y otro a la tarde.

Otros consejos útiles:

-Ingerir alimentos ricos en fibra.

-Consumir pan, arroz y pastas integrales.

-Incluir en la dieta verduras de hoja verde y legumbres.

-Utiliza estevia para endulzar en lugar de azúcar y evita la fruta, ya que contiene altas dosis de fructosa que no se recomiendan para el hígado graso.

-Consume yogur descremado y evita la leche.

-Descarta por completo el consumo de alcohol.

Alimentos que no deben faltar:

Para contribuir a recuperar el buen funcionamiento de tu hígado, incorpora a tu dieta: pescados azules, tomates, brócolis, espinada, aguacate, salvado de trigo, champiñones, nueces, pistachos, semillas de calabazas y jugos a base de limón y zanahoria.

Frutas para combatir el hígado graso

Manzana verde:  Las manzanas, en esencia, son muy indicadas para limpiar el hígado gracias a su maravilloso nivel de antioxidantes. Luchan contra los radicales libres y, además, como te hemos dicho mantienen a raya el nivel de azúcar en sangre.

Jugo de limón: Ya conoces de sobra los grandes beneficios del limón, y estamos seguros de que diariamente, te tomas por ejemplo tu vaso de agua tibia con jugo de limón. Si no es así te invitamos a que empieces a incluirlo en tu dieta, porque te hará sentir mucho mejor y porque tu hígado lo va a notar.

Pomelo o Toronja: Al igual que el limón, el pomelo o toronja se alza como las mejores frutas que pueden cuidar de tu hígado. Pero no de igual modo, verás: el pomelo está compuesto por enzimas que estimulan de un modo muy especial el hígado ayudando a eliminar grasas y toxinas.